Menú
literatura archivos • George Ruiz
158
archive,tag,tag-literatura,tag-158,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

literatura Tag

El capitán, Tchani, no dejaba de sonreír a la pequeña Litz. Sin duda, a ella le había impresionado la habilidad de su padre. Se acercaron al camarote con prisa. Tchani no paraba de insistir en que quería aprovechar el poco Sol que quedase sobre la ciudad, para hacer unas...

Litz fue avanzando lentamente con la cabeza agachada hasta descubrirse de entre las sombras. Era una chica de doce años, le llegaba al capitán a la altura del pecho, su pelo era de un color castaño claro, liso y muy largo. Su piel era muy blanca y el color...

La madera crujía bajo las firmes pisadas del capitán hacia la bodega. A falta de un par de escalones, se detuvo, paseó con la mirada de izquierda a derecha guiado por la pobre iluminación de la estancia. Suspiró y se sentó. Apoyó sus antebrazos sobre sus rodillas y agachó...

La ciudad se alzaba tras largas jornadas en el mar. La catedral, en primera línea, parecía querer recibir a los viajeros que se hallaban exhaustos tras cinco días de navegación. El puerto era de los más grandes del continente. La ventaja de llegar al medio día era que...

Treinta minutos más. Bueno, la vida es cuestión de actitud, así que: solo media hora. Si nunca habéis estado esperando a alguien en una terminal de aeropuerto, no sabéis lo que os perdéis. Miraba la pantalla agobiado, pero tampoco mucho. Algo así como: ‘me jode esperar, pero pone delayed...

Alarma. Empieza, sin importar la voluntad, una nueva jornada. Acaba de salir de la ducha y ya está pensando en el final del día. Encadenado trabaja de sol a sol, para quedar apresado por el sueño de noche. Está amaestrado desde hace tiempo, ya no se queja. Aprendió ya...

La impaciencia juvenil la empujaba a acelerar el paso en un soleado día de invierno. Detrás de cada paso estaban sus sueños y ambiciones. “Será un día para recordar” se repetía una y otra vez. Iba camino de afrontar una de las pruebas más difíciles...